miércoles, 18 de julio de 2012

Cristo Negro de Esquipulas, El Sauce, León, Nicaragua.

Cristo Negro de Esquipulas, El Sauce, León, Nicaragua (2012) Foto: Julio Efraim Molina G.
Cámara: Nikon D90




Señor de los Milagros de Esquipulas
Para 1594 fue enviado al poblado de Esquipulas un misionero a predicar el Evangelio de Jesucristo, los indígenas de la región respondieron aceptando el cristianismo. En ese tiempo, era Obispo de Guatemala Fray Gómez Fernández de Córdoba quien había sido obispo de Nicaragua anteriormente. Al convertirse los indígenas pidieron al Obispo la construcción de un templo y una talla de un Señor Crucificado de su color -negro-. El Vicario Fr. Cristóbal de Morales siguiendo la petición de los recién convertidos mandó tallar un Cristo Crucificado con el escultor Quirio Cataño -de procedencia portuguesa-. Con la entrega del Cristo Crucificado el Obispo Fernández de Córdoba celebró el onceavo aniversario de su exaltación episcopal llevando en procesión al Cristo hasta Esquipulas. Fue colocado en una humilde capilla de paja el 9 de marzo de 1595.
Con el paso de los años los habitantes españoles y los indígenas conversos se olvidaron de la imagen del Cristo. Había sido dada a un señor español, éste la guardo en una bodega de su casa por algunos años. La crónica de don Francisco Antonio de Fuentes y Guzmán, relata:
Más que corriendo el tiempo largos días... resplandeció la casa de aquella estancia en tanto modo... corrieron acelerados en su socorro, pero llegados al sitio la hallaron tan ilesa que se volvieron a las suyas... por segunda vez sucedió este prodigio... en que advertido el dueño estuvo con más cuidado. Tercera vez resplandeció con tan extraña y viva luminaria... que dueño... y muchos de sus vecinos... abriendo el aposento de Tanto huésped, vieron arder con resplandores esta divina zarza... el dueño de la hacienda no atreviéndose a tener en la estancia tal reliquia... la condujeron a Yzquipulas... hasta pasarla a la iglesia principal donde frecuentemente le está obrando (favores) en varias necesidades, de los más remotos (lugares) las solicitan.
La comunidad indígena impresionada por el milagro de la imagen bendita del Señor Moreno, procedieron a la reconstrucción y el arreglo de la humilde ermita; la imagen del Cristo fue nuevamente quién presidio las actividades religiosas de dicha comunidad de fieles conversos. A finales del Siglo XVI se inició la construcción del actual templo del Señor de los Milagros de Esquipulas, al terminarse la construcción la imagen milagrosa fue trasladada en solemne procesión hasta su nueva morada.
Publicar un comentario en la entrada